El aporte social de la logística "al revés"

Liderada por la Asociación de Bancos de Alimentos de Colombia -ABACO- y apoyada por LOGYCA, esta iniciativa busca incentivar mejores prácticas en las empresas y contribuir al bienestar de miles de personas. 

Bogotá (LOGYCA) 28 oct - Productos de aseo personal y del hogar, textiles, juguetes pero sobre todo alimentos, suplirán las necesidades de cada vez más colombianos en situación de pobreza, gracias a un proyecto que apuesta por poner a funcionar eficientemente las operaciones logísticas inversas.

Desde hace 15 años, los Bancos de Alimentos de Colombia trabajan con las más importantes cadenas e industrias para, como dice la directora de la Asociación de Bancos de Alimentos de Colombia (ABACO), Ana Catalina Suárez; “robarle” al proceso de destrucción de productos, aquellos que aún siendo aptos para el consumo humano no fueron comercializados.

 “La destinación que se iba a dar a esos productos era destruirlos o tirarlos a la basura, entonces lo que nosotros hacemos es robarle a ese proceso estos productos” en buen estado y distribuirlos entre población vulnerable. En 2013, el número de beneficiarios ascendió hasta 320.000 personas.

Se prevé que esta cifra, al igual que la de las miles de toneladas de productos rescatados, crezca entre otras razones, por cuenta de la alianza que ABACO y LOGYCA, ambas organizaciones sin ánimo de lucro, sellaron para hacer más eficientes estas operaciones logísticas de modalidad inversa.

“Lo que  nosotros hacíamos antes era invitar a una empresa a que nos donara…Cuando nos sentamos con LOGYCA empezamos a modelar el proyecto de forma tal que nos permitiera aumentar las cantidades -de producto rescatado- y pasar de la filantropía a la política de sostenibilidad”, dijo Suárez.

Con miras a sobrepasar las 16.000 toneladas

Según sus estimaciones, en Colombia no se está recatando más del 1% de los productos que podrían serlo y esto en buena medida, obedece a que el proceso de planificar, administrar y controlar el flujo de productos y materiales para la recuperación de su valor, es muy complejo para las compañías.

“Con este proyecto buscamos simplificar esas operaciones, al fomentar entre los diferentes actores de la red de valor buenas prácticas como la construcción de un adecuado pronóstico de ventas, de una correcta gestión y aprovechamiento de las devoluciones”, explicó Vivian Rangel, investigadora de LOGYCA.

 Dentro de la lista de “buenas prácticas” también figura un cambio en la cultura organizacional de la cadena y/o el proveedor para que su personal en bodega almacene, manipule y clasifique de forma correcta los productos que son de devolución, de manera que se mantengan en buenas condiciones para que puedan ser potencialmente donados y se separen adecuadamente de los productos que ya no son aptos para consumo humano.

Lo anterior, en aras de incrementar las cantidades de producto recuperado -ABACO cerró el 2013 con 16.345 toneladas- y por lo tanto, poder atender a más de los casi cuatro millones de colombianos que de acuerdo con el Departamento Administrativo Nacional de Estadísticas –DANE- están en condición de pobreza extrema.

Con estos cambios, apuntó Rangel, al tiempo que se fortalecen los Bancos de Alimentos, lo hacen las compañías que “reciben beneficios no sólo de carácter tributario, sino incluso también económico al reducir los costos de disposición y de inventario.

De la filantropía a la sostenibilidad

Además de estos ajustes, sostuvo la investigadora, es necesario concienciar a los participantes -en la actualidad ABACO recibe aportes de unas 500 empresas- que realizar estas “donaciones” hace parte fundamental de la estrategia de Responsabilidad Social Empresarial (RSE) de las compañías.

“La sostenibilidad en sus diferentes dimensiones: ambiental, social y económica, debe ser un pilar estratégico de las organizaciones, especialmente en un país que como Colombia tiene tantas problemáticas por atender”, afirmó. La organización LOGYCA realiza desde 2008 proyectos de investigación sobre esta materia.

Sin duda implementar el proyecto requiere del compromiso y dedicación de los todos los actores en la red de valor, quienes sumado a los ahorros en dinero, menguarán el impacto ambiental de sus operaciones, al disminuir las emisiones de contaminantes en vertederos y, la generación de residuos de productos que terminan en gran parte en los rellenos sanitarios.

En conclusión, la denominada logística "al revés" se presenta de la mano de ABACO Y LOGYCA como una opción para que las compañías en Colombia hagan más eficientes sus operaciones y sobre todo sus políticas de Responsabilidad Social Empresarial, enfocadas en sostenibilidad.